Lo que te hace vulnerable


abrazar la palabra hogar

en cualquier hueco del mundo,
estrechar dentro de ti a multitud

de cuerpos que se aman.


Rumiar
cólera y paz

a un mismo tiempo.